Hotel El Cresol. Calaceite (Teruel)

Construido sobre una antiguo molino de unto de principios del siglo XVIII, el Hotel Cresol es un hotel rural ahíto de encanto en cuya embellecimiento se mezcla lo rústico y lo actual, dando a todo el entorno una tonada cálido y hospitalario. Es un hotel donde se respira paz, tranquilidad, silencio. Un silencio solo roto por los cantos de multitud de pájaros- hacía tiempo que no veía tantas golondrinas juntas-y la voz del alguacil del pueblo que de vez en cuando anuncia por megafonía poco relacionado con el pueblo (el corte de una calle, la celebración del mercadillo…) acompañado por el sonido previo de una jota aragonesa. Creo que una de las cosas que más me agradó de las tres noches que pasé allí fue precisamente ese silencio y el despertar cada mañana envuelta en él.

La entrada al Hotel Cresol premiado durante 5 abriles consecutivos con el premio Tripadvisor Traveller´s Choice Mejor Hotel Pequeño de España y al Mérito Turístico por el Gobierno de Aragón en el 2006.
Cooper descansando en el Hotel Cresol.

Otra de las cosas que hacen que la estancia en el hotel resulte tan agradable es el buen hacer de Rosa, la señora que lo gestiona, una mujer atenta y encantadora que sabe estar presente para atender tus dudas sin invadir tu demarcación. Eso sin contar los estupendos desayunos caseros que prepara-el hotel no tiene servicio de restaurante-, tan abundantes, que hubo días que prácticamente no volví a tener apetito hasta acertadamente entrada la tarde.

Falta más instalarme en la habitación del hotel salgo con Cooper a dar un paseo por este pueblo encantador evidente Conjunto Histórico Bello en 1973 y considerado uno de los Pueblos más Bonitos de España por parte de la «Asociación los Pueblos más Bonitos de España» creada en el 2011.

Perteneciente a la comarca de la Matarraña, el núcleo más antiguo de Calaceite se formó cerca de de un antiguo castillo en la época de la dominación islámica. Fue esta fortaleza árabe de la que no quedan restos y que coronó el cerro donde se asienta Calaceite, la que le dio precisamente su nombre: Qal´at Zayd (Castillo de los Zayd).

El hotel se encuentra en el número 16 de la Calle Santa Bárbara en pleno casco histórico, así es que casi nada camino unos metros ya me reunión con el Portal-Capilla de San Antonio

…y unos metros más allá con la Plaza de España que ha sido y es el división de reunión de los calaceitanos pues debajo de sus porches se realizaban diferentes actividades… asambleas, ajusticiar presos, el mercado…(hoy en día todavía se celebra los miércoles el mercado )

Edificio del Concejo, construido entre 1609 y 1612.

Camino sin rumbo fijo, sin prisas, provista de un plano que me ha legado Rosa y en el que me ha señalado los sitios de interés.

Casa Moix del siglo XVIII; está reproducida en el pueblo gachupin de Barcelona conexo con la Casa Jassá.

Y así, voy descubriendo La Iglesia Parroquial de la Responsabilidad, La Calle Maella, La Capilla de San Roque, La Casa Moix

La Iglesia de la Responsabilidad.

La Iglesia de la Responsabilidad de estilo barroco fue construida sobre los restos de una antigua iglesia gótica y consta de tres naves a las que corresponden las tres puertas decoradas con clavos de forja.

En cuanto a La Calle Maella es una de las calles más bonitas de Calaceite, pues cuenta con muchas casas construidas en piedra decoradas con balcones de forja y escudos nobiliarios. Al final de esta calle se encuentra el Portal-Capilla Casto del Pilar, una antigua puerta de la muralla que en el siglo XVIII cambió esta función defensiva por una religiosa al construirse encima una capilla dedicada a la Casto del Pilar. En ella se unen cinco calles que van a diferentes partes del pueblo.

Desde allí me acerco a la Plaza Santiago Vidiella donde se encuentra la Capilla de San Roque obra renacentista realizada por Pedro Pizarro sobre el antiguo hospital.

Otro división al que me acerco es la Plaza de los Artistas que se levantó en 1999 como examen a todos los artistas e intelectuales que han confluido en esta población.

La Plaza de los Artistas.

Y es que Calaceite fue punto de reunión de escritores e investigadores como los escritores chilenos Mauricio Wacquez (1939/2000) y José Donoso (1924/1996) quien adquirió a principio de los abriles 70 una casa en Calaceite al que definió como uno de los pueblos «de los más bellos y no prostituidos de España». Su hija adoptiva Pilar Donoso, lo cuenta en su compendio «Pasar el Tupido Velo» publicado en la Editorial Manantial, obra en la que dedica un capítulo completo a la estancia de sus padres en el pueblo y al que define como»Pueblo de teja, piedra y campanario. Una isla entre un mar de viñas y olivares.»

Calaceitano ilustre fue el obligado arqueólogo Juan Cabré (1882/1947) que cuenta con un museo enclavado en su casa procedente en el que se facilita información sobre su vida y su obra; cuenta todavía con una sala de exposiciones temporales de arte contemporáneo.

A él se debe el descubrimiento de numerosos asentamientos prehistóricos e ibéricos como el Poblado Íbero de San Antonio. El poblado se encuentra a menos de 1 kilómetro del casco urbano tomando la carretera  en dirección a Cretas desviándose luego a la derecha por un camino señalizado que lleva hasta el placer. En las suburbios de Calaceite, todavía se pueden saludar las Ermitas de San Cristóbal edificada en el siglo XVIII y la de Santa Ana. 

Empieza a anochecida así es que decido detenerme en una terraza del Hotel del Sitjar para cenar poco. El hotel se encuentra en la Plaza de España 15 y cuenta con un restaurante que sólo está extenso los jueves, viernes, sábados y períodos vacacionales, pero dispone encima de un servicio de cafetería que sirve tostas, tapas, ensaladas…

La Casa Jassá en la Plaza de España.

Mientras espero que me sirvan una ensalada de pinrel de chiva hago un estudio profundo de planos, guías, mapas, para planificar las 48 horas que tengo por delante para descubrir la zona.
Y así, me informo de que hay varias rutas desde Calaceite, para hacer a pie como la que une Calaceite con la Ermita San Pol de Arenys o la de Calaceite-Camino Mazaleón que es ciclable . Asimismo que Calaceite está a tan solo 70 km de Morella (Castellón) y a 104 de Tarragona, por lo que por momentos me siento tentada a brindar el día venidero a conocer ambas localidades.

Finalmente opto por un plan más sensato y tranquilo como es el de usar el par de días que tengo por delante para conocer lo más posible la Comarca de la Matarraña de la que Calaceite forma parte. Osadía de la que no me arrepiento por los muchos sitios bonitos que conocí durante los dos días siguientes.

Como siquiera me arrepiento de sobrevenir dedicado las últimas horas que paso en el pueblo en comprar unto para traer a Madrid, alguno de los cuales nos dio a catar Rosa en los desayunos: exquisito el unto de oliva impenetrable extra Empeltre, una variedad característica de Aragón.(Cada mes de abril se celebra en Calaceite, La Feria del Olivo y del Grasa)

Asimismo compro unos dulces riquísimos que venden en La Panadería Agut Colomer que está en el número 7 de la Calle Santa Bárbara. El pastelero me aseguró que no debía preocuparme por arrostrar tantos pues no caducan hasta 15 días luego de la elaboración, pero lo cierto es que no me dio tiempo a que transcurriesen tantos días pues me los devoré, ya en Madrid, y no sin cierto engorroso de desliz, mucho antaño…

Hotel Cresol 

Calle Santa Bárbara, 16                                                                    Teléfono: 609 90 81 90
http://www.hotelcresol.com/

Cobran suplemento por el perro.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Piensoanimales
Logo
Reset Password
Compare items
  • Total (0)
Compare
0