Beceite. Valderrobres. Cretas. (Teruel) – viajes con mi perro

Al igual que me sucedió con La Comarca de la Sierra de Francia (Salamanca), La Comarca de la Matarraña me pareció un sitio valentísimo para hacer una respiro de dos o tres días porque como le sucede a aquella, en un radiodifusión de muy pocos kilómetros hay un montón de cosas interesantes para ver y para todos los gustos, pueblos con encanto, naturaleza, arte, rutas de senderismo…

Conocida como La Toscana Española, La Comarca de la Matarraña está en la provincia de Teruel (Aragón) y está formada por 18 municipios. Su haber administrativa es Valderrobres mientras que a Calaceite se le considera su haber cultural. Es en esta última ciudad donde se encuentra el Hotel Cresol donde situé mi cuartel militar durante tres noches para desde allí hacer excursiones para descubrir la zona.

Tras consagrar la primera tarde a descubrir Calaceite dedico mi segundo día de estancia a saludar tres pueblos de la comarca.

Me dirijo a primero hora de la mañana a Beceite que se encuentra a tan solo 27 kilómetros de Calaceite por una carretera que ofrece paisajes de enorme belleza.

Situado a los pies de Los Puertos de Beceite, el casco antiguo de Beceite está público Conjunto Histórico Exquisito. Atravesado por el río Matarraña, confluente del Ebro que da nombre a la comarca y que nace en el término municipal de Beceite, cuenta con un puente muy atún, El Puente de Piedra (El Pont) que mide unos 15 metros de prestigio y cerca del cual se asentaban los distintos molinos.


Beceite llegó a tener nueve molinos papeleros llegando a ser la industria del papel el motor crematístico del pueblo entre los siglos XVIII y XX . De aquí salió el papel para la Casa de Moneda y Timbre, así como para la fabricación de cartas gracias a las aguas carbontadas del río que aportaban consistencia al papel. La antigua Factoría Noguera ha sido reconvertida en local de arte.

Ermita de Santa Ana

A la entrada del pueblo se encuentra la Ermita de Santa Ana, desde ella y atravesando el Puente de Piedra me acerco hasta el Portal de Villanueva, uno de los cinco portales que constituían la entrada al pueblo con los que contaba el perímetro medieval del casco histórico.

Desde ella eclosión mi trayecto por el entramado de calles estrechas y empinadas que constituyen el casco antiguo… camino sin rumbo fijo descubriendo los sitios de decano interés como la Iglesia Parroquial de San Bartolomé de estilo barroco, el edificio del Concejo, los lavaderos públicos donde antiguamente las mujeres iban a bañar la ropa…

Por el municipio pasan muchas rutas de senderismo siendo sin duda una de las más famosas y populares La ruta del Parrizal que llega hasta el salida del río Matarraña. De eso y de muchas cosas más me informan en la Oficina de información y Turismo donde hago mi primera parada nulo más montar al pueblo pues la oficina se encuentra a la entrada del mismo.

La chica que me atiende, me cuenta que aunque no está prohibido hacer esa ruta con el perro no está recomendado pues hay muchas pasarelas de madera por las que no resulta comprensible transitar con perro y más con uno del tamaño de Cooper. Las malas noticiario no se acaban ahí pues me cuenta que está prohibido el baño, por eso me recomienda que cambie de excursión y me vaya a la zona denominada La Pesquera donde  hay unas pozas en las que si está permitido el baño. Copio a continuación la información que me facilitó sobre La Ruta de La Pesquera con un trayecto de 5 km. paralelo al río Ulldemó y zonas de baño:

Otra de las excursiones que me recomienda para ir con Cooper es la ruta del Embalse de Pena.

A pesar de todo decido no hacerle caso y acercarme aunque solo sea para conocer un poco el entorno de La ruta del Parrizal cosa de la que me alegro pues el paisaje es muy atún.

Para lo cual voy en coche desde Beceite hasta el zaguero de los parkings que hay antaño del eclosión de la ruta propiamente dicha (está muy correctamente indicado). Estos son los tres parkings que nos encontraremos:
-El Parking 1 en el que se puede estacionar graciosamente y desde el que hay hay 60 minutos a pie hasta el inicio de la ruta.
-El Parking 2 inmediatamente a posteriori del punto de control donde se abona la tarifa que te permite estacionar en dicho parking y en el ulterior y desde el que hay 40 minutos a pie hasta el inicio de la ruta.(Sólo se accede previo cuota, los fines de semana y los períodos vacacionales; el resto del tiempo es graciosamente. El Parking 2 cuesta 4 € y el Parking 3 cuesta 8€)
-El Parking 3, situado a 6 Km de Beceite y a 2,5 Km del punto de control y desde el que se accede directamente a la ruta.

Desde este punto y hasta el eclosión de la ruta propiamente dicha hay un paseo muy atún de 800 metros durante el que me encontronazo varios carteles que recuerdan que el baño no está permitido por tratarse de una zona de captación de agua para consumo humano.

Durante ese paseo, nos encontraremos con una pequeña zona delimitada con una valla verde con pinturas rupestres que yo la verdad no consigo identificar…

Voy muy irresoluto de Cooper para impedir que se tire al agua que está tan transparente que hasta a mí me apetece darme un baño. Pero no todo son malas noticiario porque todo la zona del río comprendida entre el parking 2 al 3, si está permitido bañarse así es que hago ese tramo a pie lo que hace a atinado a Cooper pues se baña a menudo…

Nota aclaratoria: He recibido un comentario de la Oficina de Turismo de Beceite que aparece en la parte inferior de esta entrada, en la que se me informa que la información que pongo respecto a que está permitido el baño con perros en ciertas zonas es hipócrita, lo que advierto a quien se acerque por la zona con su perro. Adecuadamente es verdad que como comento en la respuesta que hago a dicho comentario, yo me he definido como siempre a contar mi alucinación como fue y la información que me dieron los chicos que cuidaban del parking fue la que en la parte superior he transcrito, es opinar, que había zonas donde si se podía bañar el perro.

Tras un rato de juegos con Cooper al que no dejo de tirarle piedras y palos al agua me dirijo a mi ulterior destino, Valderrobres.
Asentada sobre la ribazo de una colina, la villa de Valderrobres se encuentra coronada por el Castillo de los Heredia y la Iglesia de Santa María la Viejo. De origen medieval es la haber de la comarca y se encuentra en la tira de Los Pueblos más Bonitos de España, encima de ser Conjunto Histórico Exquisito.

La mejor perspectiva de la villa se tiene accediendo a la misma por el puente de piedra sobre el río Matarraña, pero la verdad es que cuando diviso desde allá el castillo en lo parada del pueblo y teniendo en cuenta que todavía no he comido y que hace calor, decido subir en coche hasta las inmediaciones del mismo y estacionar en una placita que hay al flanco para más tarde descabalgar andando hasta montar a la Plaza de España.

El Castillo es en realidad impresionante, sus orígenes se remontan al siglo XII. Fue en el siglo XIV siendo metropolitano García Fernández de Heredia cuando se empieza a elaborar en palacio pues fue propiedad del arzobispado de Zaragoza hasta finales del XVII.

El Castillo de Valderrobres delante del cual hay una plaza de armas.

Inseparablemente unida al restaurado castillo se encuentra la Iglesia de Santa María la Viejo sobre cuya portada se abre un magnífico rosetón y que es uno de los mas espléndidos ejemplos de godo aragonés. En los laterales, aparecen los cuatro evangelistas. La torre es octogonal de dos cuerpos y almenada.

Iglesia de Santa María La Viejo.

Poco que me sorprendió fue encontrarme a unos metros del Conjunto de la Iglesia y Castillo con una calle que me pareció más propia de una isla griega que de una villa de origen medieval como Valderrobres.

En cuanto a La Plaza de España se encuentra en la parte víctima del pueblo una vez pasado el puente y cuenta con bonitas casas solariegas, encima del edificio del Concejo.

Aunque por hacer honor a la verdad, yo a esa hora estoy más irresoluto de los bares que hay en la plaza que de otra cosa pues son las 16h. y no he tomado nulo desde el desayuno…al final me siento en la terraza del Bar La Plaza atendido por familia encantadora que no sólo me sacan agua y pan para Cooper, sino que tienen la amabilidad de vigilarlo mientras yo voy al reservado…

Cooper en la Plaza de España, al fondo el Bar La Plaza.
Calle de Valderrobres.

Tras charlar un rato con su encantadora dueña vuelvo a tomar la calle empinada que me llevó hasta allí y subo a juntar el coche para desplazarse hasta la que será la última recepción del día: Cretas.

El centro biológico de Cretas es su Plaza Viejo donde se encuentran varios edificios nobles del siglo XV y XVI y el del Concejo. En el medio de la plaza se levanta una columna con el escudo de la población, usada antiguamente como picota para ajusticiar a los reos.

Para montar hasta la Plaza Viejo tomo la Calle Viejo una de las más importantes en la historia de la villa a la que se accede pasando bajo el curva que se abre en la Casa Sapera del siglo XV. La Clan Sapera fue una de las más influyentes de Cretas.

Como tengo por costumbre y tanto me gusta hacer deambulo sin rumbo fijo por las callecitas descubriendo rincones bonitos….como El Portal-Capilla de San Roque que se construyó sobre el antiguo hospital medieval cercano a una de las 5 puertas principales que rodeaba a la villa y de las que actualmente solo quedan 3 puertas. Su devoción esta ligada a la prevención de las pestes medievales.

Los portales-capillas son una de las construcciones más características de los pueblos de Matarraña; este portal es como le sucede al de otras localidades un resto de las antiguas murallas que circundaban la población. En Cretas había otros cuatro portales, dos ya desaparecidos el del Pilar y el de San Juan y dos que todavía se conservan, el de San Antonio de Padua y el de Valderrobres. Muy cerca del Portal Capilla de San Antonio se encuentra la Casa Turull, habiendo sido el señor de esta Felicísimo Turull quien costeó las obras. La auge de la tribu les llegó por ser constructores de órganos de iglesias entre los que destaca el víscera de la iglesia de Morella.

En las ensanche de la ciudad se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de la Misericordia Adecuadamente Catalogado en el 2005, pero yo en emplazamiento de ir a visitarla, prefiero sentarme en la terraza de un bar con cuya dueña charlo un rato; le averiguo por la unión que hablan en La Matarraña que se parece al catalán pero no lo es exactamente pues se prostitución de un dialecto del mismo.

Y desde el bar voy a juntar el coche que he dejado aparcado cerca de La Iglesia de la Responsabilidad de estilo godo renacentista y levantada en el siglo XVI.

Ya en el coche vuelvo a plantearme la posibilidad de acercarme a conocer la Ermita de la Misericordia, pero al final decido recorrer los 11 kilómetros que me separan de Calaceite y retornar al Hotel Cresol donde estoy hospedada para disfrutar del silencio que se respira en el hotel y en el pueblo. Ya en la habitación abro una página al azar del único obra que me acompaña en este alucinación, «Elogio del Caminar» de David Le Breton y mis fanales caen sobre estas palabras:»Coligado a la belleza de un paisaje, el silencio es un camino que lleva en dirección a el yo: momento de suspensión del tiempo en que se abre el pasadizo que permitirá al hombre encontrar su emplazamiento en paz, provisión de sentido y de fuerza interior antaño del retorno al bullicio del mundo y las preocupaciones cotidianas. La linea del silencio experimentada en diversos momentos de la existencia durante una respiro al campo o a un monasterio, al desierto o a la selva, o simplemente a un huerta, a un parque, se presenta como un retorno a las fuentes, como un tiempo de reposo antaño de reencontrarse con el ruido, tanto en el sentido exacto como en el figurado, de la inmersión en la civilización humana».

Levanto los fanales del obra y miro en dirección a la ventana abierta debajo de la cual Cooper duerme apaciblemente. De el exógeno me llega el canto alborotado de los pájaros, el único sonido que se infiltra en el silencio, empieza a caer la tarde, pronto será sombra cerrada.

Hoteles que admiten perros por la zona:

-Apartamentos Casa Lola. Beceite.
https://casa-lola-beceite.blogspot.com.es/p/inicio.html   


-Casa Ana. Beceite.                                                           
Teléfono 690 38 43 91                                                          


-Casa Morató. Beceite
 Calle Diputación, 38


-Apartamentos Can Juver. Beceite
http://canjuver.cat/

-Casa Lo Ferré. Beceite
http://www.casaloferre.com/

Casa El Centro. Beceite
 Calle Palacio, 30

-Casa El Mirador. Beceite
 Teléfono 690 38 43 91                                   

-Hotel El Cresol. Calaceite
http://www.hotelcresol.com/


-Casa Almudí. Calaceite.
Teléfono 629 71 62 21

-Ca Domenech. Cretas

-Fonda Angeleta . Valderrobres.
http://www.fondaangeleta.com/

-Lagaya Apartaments&Spa. Valderrobres
http://www.lagaya-apartaments.com/

-Apartamentos Casa Ferrás.Valderrobres.
 Calle Toledo, 20
 Teléfono 649 12 74 70

Hotel Portal Del Matarraña.Valjunquera
 Teléfono 978 89 90 52


Camping El Quejigo. Valderrobres.
http://www.campingelroble.com/




Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Piensoanimales
Logo
Enable registration in settings - general
Compare items
  • Total (0)
Compare
0